Este tipo de revestimiento se coloca sin pegar, clavar ni atornillar. Se apoya sobre cualquier superficie (suelo o muros), siempre que sean lisa y firme.
Tienen un espesor de entre 3 y 10 milímetros. Su espesor moderado permite no tener que levantar el piso existente para colocarlo, no se decolora con la luz del sol, son resistentes, de gran duración y de fácil y rápida instalación.

Tanto los vinilicos o los melaminicos pueden ser transitados inmediatamente después de haber sido colocados y resultan muy buenos aislantes térmicos , acústicos y antihumedad. Por su composición, resultan ecológicos y su colocación en seco aporta limpieza a las obras. También es apto para lugares que cuentan con losa radiante